MEDITAR CON TÉ

06 de May. 2016

Hay veces en las que escuchamos música pero no entendemos su significado, o quizá leemos un libro pero sólo lo hacemos por obligación, incluso hay veces en lasque creemos aprender algo pero al siguiente día simplemente las volvemos a ignorar, lo mismo pasa con el té, a veces sólo lo bebemos, pero ¿sabemos lo qué realmente significa?    



El té conlleva en sí tanta sabiduría que la historia que comparte con el hombre puede considerarse relativamente nueva. Sabemos que es una planta descubierta en China, procedente de oriente y atribuida a imperios, poder cultural y un elixir de paz.  


Crear una taza de té significa poner atención a los pequeños detalles, a estar presentes en ese momento de preparación y, a olvidarnos de las cosas que nos atan a una vida de estrés, inconvenientes y rutina. Los pequeños detalles son todos los elementos que necesitamos para crear una taza de té.


Dentro de estos elementos tenemos que elegir los accesorios para preparar la infusión, ya sea: el tipo de té que queremos tomar, el lugar dónde calentaremos el agua, el tipo de agua que utilizaremos, la temperatura del agua, el tiempo de infusión, y finalmente podemos disfrutar de nuestra taza. Sin embargo, con tantas reglas en papel no debemos sufrir ni asustarnos al preparar un té, ya que no es una tarea difícil. 


Son los pequeños detalles los que nos ayudaran a estar en el presente, y en lo personal, a encontrarte a ti mismo, aunque sea por unos minutos. Pero si lo hacemos constantemente, esos minutos se convertirán en una vida, y esa vida habrá valido la pena.   


CÓMO HACER UN RITUAL DE MEDITACIÓN CON TÉ


Lo primero que haremos es elegir un té que nos guste, preferimos un té de origen o puro, en este caso algún té aromático como un té azul, o algo más suave como un té blanco. No importa el té que sea,siempre y cuando lo disfrutemos.  


Herviremos agua hasta la temperatura deseada. Este es un buen momento para arreglar nuestro espacio de té, y mientras lo hacemos podemos comenzar a respirar profunda y conscientemente para calmar nuestro cuerpo y darle una feliz bienvenida a nuestro té.  


Ponemos nuestro té en la tetera y agregamos el agua.Mientras el proceso de infusión se lleva acabo podemos empezar a disfrutar de nuestro silencio con los aromas que desprende el agua que baila con el té hasta llegar a la taza.  Servimos todo el licor en una taza aparte, acercamos la tetera y nos tomamos unos segundos para apreciar las notas aromáticas de las hojas de té y los aromas sublimes que nos invitan a viajar a dónde queramos.   


Por último, respiramos y tomamos un sorbo de nuestra taza con las dos manos juntas. Al momento que el licor del té entra en nuestra boca sentimos como el calor recorre todo el cuerpo, hasta llegar a nuestros pies y revertir su camino hacia los dedos que sostienen la taza, llenando nuestra boca de aromas y texturas deliciosas.  


La práctica de la meditación es una actividad que podemos realizar a través de diversos medios, pero esta experiencia unida con el té, nos lleva a un estado de placer y relajación que podemos disfrutar con cada parte de nuestro ser.   


Si realizamos esta práctica diariamente experimentaremos un cambio en nuestros sentimientos negativos, en nuestra  vida e incluso en la  rutina. Y, nos ayudará a abrir nuestra mente, a relajarnos y a tener una vida más consciente y disfrutarla de mejor manera.    


¡Feliz té! 

PEACE INSIDE

ANKORI

Ver más posts